Don Pelayo Mazatlán

Mazatlán, Sinaloa

Don Pelayo Mazatlán

Centro Histórico de Mazatlán

Mazatlán tiene uno de los cascos históricos mejor conservados del noreste de las costas del pacífico, por lo que es uno de los parajes favoritos para turistas y locales. Este lugar no solo cuenta con edificaciones antiguas, además, mimetizándose con el pasado, en sus alrededores se encuentran diferentes cafés y restaurantes al aire libre para degustar lo mejor de la gastronomía local. Atrévete a dar un paseo por el Centro Histórico de Mazatlán y descubre cómo se vive la nostalgia del pasado en esta ciudad norteña.

Un viaje al pasado

El casco histórico mazatleco está presidido por la Plaza Machado, cuya arquitectura circundante es una mezcla entre el estilo neoclásico y barroco francés que predomina en la ciudad.  Este es un sitio de reunión popular desde su construcción en 1837. En la actualidad puedes disfrutar de un café o comer al aire libre mientras escuchas música gratuita y en vivo. Además, las bandas locales tocan utilizando como escenario un bellísimo quiosco de metal que data del siglo XIX.

Son muchos los atractivos del Centro Histórico de Mazatlán, pero uno de los sitios favoritos es el Teatro Ángela Peralta. Esta es una construcción de estilo neoclásico que fue inaugurada un día del amor y la amistad en 1874. Durante su trayectoria ha tenido muchos altos y bajos, sobre todo luego de la muerte de la Diva de Mazatlán a la que debe su nombre.

De hecho, estuvieron a punto de demolerlo en 1985, pero un grupo de personas se abocó en los trabajos de recuperación y fue rescatado. A partir de 1992 volvió a florecer todo su esplendor y hoy en día se celebran importantes eventos musicales, como el Festival Sinaloa de las Artes, Festival José Limón y el Festival de la Cultura Mazatlán.

Los portales de Cannobio debe ser otro sitio de interés en tu recorrido por el Centro Histórico de Mazatlán. Esta es una edificación que data del año 1880 y fue propiedad originalmente de Luis Cannobio, un boticario italiano que amasó grandes riquezas con la preparación del “licor de Venus”. Según decía, este elixir devolvía la belleza y lozanía a quien lo tomase y con él recorrió diferentes países hasta enamorarse de Mazatlán. Por cien años esta hermosa estructura ha sido propiedad de sus descendientes.

La Basílica de la Inmaculada Concepción es otra de las bellezas que ofrece el casco histórico de esta ciudad sinaloense. Esta fue construida en 1899 y tiene una notable influencia gótica en su arquitectura. Además, tiene tres naves y un atrio metálico que le da un aire elegante e impresionante. La basílica es presidida por un enorme candil central y varios en los laterales adornados con cientos de cristales franceses que llenan de color el recinto.

El arte vive en Mazatlán

En pleno Centro Histórico de Mazatlán se encuentra la Escuela Principal de las Artes. Esta institución brinda a locales y extranjeros la posibilidad de iniciarse en disciplinas como la pintura, la escultura, la literatura, la música y el teatro. Allí dictan talleres y cursos durante todo el año, pues para ellos es una misión hacer que el mundo cultural se apodere del espíritu y la vida cotidiana de las personas.

Otras opciones que tienen que ver con el arte y la cultura en el Centro Histórico de Mazatlán son el Museo Arqueológico y el Museo de Arte de Mazatlán. En el primero cuentan con una colección de objetos y vestigios arqueológicos con una antigüedad de más de 500 años. A su vez, el museo de arte cuenta con una colección de obras plásticas de importantes artistas plásticos nacionales e internacionales.