Don Pelayo Mazatlán

Mazatlán, Sinaloa

Don Pelayo Mazatlán

Turismo de Placer

Puedes visitar las islas de la bahía, particularmente la Isla de Piedra, que está protegida por un gran arrecife lleno de vida y elementos marinos que te dejarán cautivado. El tour dura aproximadamente tres horas y generalmente incluye un delicioso almuerzo de pescado a la parrilla acompañado por bebidas nacionales e importadas. Algo insólito y tan sorprendente que no te lo puedes perder.

Si prefieres un desayuno diferente, prueba el Centro Recreativo El Habal, ubicado a sólo 10 minutos al norte de Mazatlán, en la pequeña villa del mismo nombre. Allí encontrarás los más exquisitos mangos, producidos en el huerto de este lugar, ideales para un almuerzo fresco y nutritivo.

Imagínate recostado en una hamaca cubierta por una palapa, en un día soleado y las palmeras de fondo saludan al viento con el vaivén de sus hojas. Piensa que mientras miras esto, el olor a asado llega a ti, despertando tu apetito. También podrías estar acompañado de un delicioso coctel Clamato a la orilla de la alberca, mientras tu piel adquiere el tono del cobre, brillante e impecable. ¿Se antoja, verdad?

Posteriormente, puedes regresar a Mazatlán, en busca de lugares donde comprar tus regalos y recuerdos. Tanto en el centro como en la Zona Dorada podrás encontrar todo tipo de joyerías, tiendas famosas de ropa y centros de artesan�as que no puedes perderte, aunque sea s�lo para curiosear. Es una odisea fantástica caminar por toda la ciudad, admirar las “pulmonías”, pasar por el malecón, escuchar los cientos de idiomas de viajeros de todo el mundo que gozan de este centro vacacional.

En la tarde es una excelente opción visitar los tres mercados públicos y en verdad comprar a la manera tradicional mexicana, donde el regateo y las sonrisas están a la vuelta de la esquina. Si gustas de la diversidad te sorprenderán los aromas de las frutas, las flores y las plantas que allí ofrecen, de manera pintoresca y popular. Ahora que si te inclinas por los modernos centros comerciales con tiendas departamentales de lujo, también las encontrarás.

Por la noche, nada mejor que caminar por el barrio de las discotecas y los bares, cuyos gritos y canciones típicas salen del corazón de todos aquellos que se sienten como en casa.

Claro que si eres deportista y prefieres algo más relajado, también lo encontrarás en los multifacéticos tours que varias compañías ofrecen para todo tipo de viajeros. Por ejemplo, ¿qué te parecería rentar un yate e ir de pesca con tu familia? ¿rentar una bicicleta y recorrer las calles a tu propio ritmo?

Existen lugares para practicar deportes como el golf, montar a caballo, hacer un poco de caminata, escalar roca, surfear, bucear, navegar, jugar tenis, subir a un paracaídas e incluso admirar a los famosos clavadistas que hacen su espectáculo dos veces al día en las aguas de Olas Altas, donde se lanzan desde un acantilado para caer en un pequeño espacio de dos metros de profundidad. Estos valientes muchachos no cobran y tienen perfectamente sincronizado su show con el arribo del autobús de pasajeros, ¿coincidencia? Lo que siempre será bueno para ellos son las propinas, que incondicionalmente aceptarán por su audacia.